APROVECHA 3 Y 6 MESES SIN INTERESES

ENVÍO GRATIS EN TODO EL SITIO

VISITA NUESTRA TIENDA EN COYOACÁN

Los cascos no son accesorios eternos y están expuestos a muchos factores, como, por ejemplo, los cambios de temperatura, el sol o la lluvia que acaban afectando al funcionamiento y la seguridad del casco aunque no hayan recibido ningún golpe.

Los fabricantes de los cascos mediante un conjunto de controles y test de producto coinciden en que un casco debe cambiarse a los 3 años aproximadamente si recibe un uso intensivo, mientras que si se utiliza menos y el casco recibe mayores cuidados y se guarda correctamente, puede llegar a durar hasta los 5 años como máximo tiempo recomendado. Todos los cascos cuentan con una etiqueta en su interior donde muestran los sellos de calidad de cada modelo y la fecha de producción. Teniendo en cuenta esta fecha, podemos hacer una aproximación del tiempo de vida útil del casco.

Es evidente que siempre hay que cambiarlo si el casco ha recibido un fuerte impacto o si presenta alguna señal de daño. Y no solamente con un fuerte golpe, el casco también se puede dañar al recibir golpes cuando lo transportamos de un lugar a otro o se nos ha caído de la estantería o de las manos. En todos estos casos podremos darnos cuenta rápidamente ya que veremos algunas señales o marcas en la carcasa externa del casco.

Algunos otros factores que debes tener en cuenta para la vida útil de tu casco. Cuando llevas un tiempo usando el mismo casco, tienes la sensación de que ya se ha adaptado a la forma de tu cabeza y como ese modelo no vas a encontrar otro mejor. Hay que tener en cuenta que con el paso del tiempo el casco se va deteriorando y las almohadillas pierden su acolchado y su función de protección. Los cascos tienen una especie de fecha de caducidad y los fabricantes sugieren cambiarlo en periodos de 3 o 5 años según el uso y la intensidad que le demos.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados